Refuerzo y conformación grupo motor Riberas del Pixquiac Sur

La isla Riberas del Pixquiac Sur es una de las más grandes que hay en el ANP Archipiélago. Se ubica en al suroeste de la ciudad de Xalapa y se extiende desde la congregación de Zoncuantla, Coatepec en la parte sur hasta más allá de Rancho Viejo en el municipio de Tlalnelhuayocan. En buena parte el río Pixquiac, que viene desde las faldas del Cofre de Perote, va marcando su límite por un lado y por el otro podríamos decir que la carretera que va desde Consolapa a Cinco Palos define el otro límite.

En las localidades coatepecanas de La Pitaya, colonia Mariano Escobedo y colonia 6 de enero viven varias personas que participan en la Red de Custodios del Archipiélago de Bosques y Selvas de la región Xalapa. Esta región conocida como Zoncuantla tiene una historia larga de luchas para defender el territorio que se caracteriza no sólo por tener el hermoso río Pixquiac sino por mantener una vegetación exuberante: vegetación de galería con sus características hayas de lado y lado del Pixquiac y lomeríos boscosos con cafetal. Ya camino río arriba hacia Tlalnehuayocan la vegetación cambia y se encuentran fragmentos de bosque de niebla entre campos de milpa y de papa así como algunos potreros. La superficie de nuestra isla es de 1,430 hectáreas.

Si bien varios Custodios participamos en muchas actividades de la Red desde su fundación en 2015, localmente no habíamos conformado aun formalmente muestro grupo motor en la Red. Durante la pandemia, para ser más exactos el 12 de agosto 2020 nos conformamos como grupo motor convocando a Custodi@s que habitamos en las colonias mencionadas. Hay varias organizaciones que participaron en la defensa ambiental en las últimas décadas. Una que ya no existe fue Marangola AC que impidió el entubamiento del río y posteriormente el paso del libramiento de Xalapa por esta zona. En 2005 se constituyó la Asociación de Vecinos del Pixquiac-Zoncuantla AC que hasta la fecha se ocupa de varias actividades relacionadas con la protección del lugar.

Algunas personas de la Asociación somos a la vez Custodios. Ante el hecho de que muchas personas desconocen la existencia del Archipiélago y las reglamentaciones existentes respecto a las áreas federales de un río y de los asentamientos humanos acordamos unir nuestros esfuerzos de tal modo que las acciones que impulsemos y que son para la protección del bosque y del río serán de manera conjunta. De este modo invitamos a personas de la Asociación a engrosar las filas de la Red de Custodios.

Este reagrupamiento de todos nosotros surgió a raíz de la puesta en venta de un potrero que colinda con el río y que se pretende lotificar en áreas más pequeñas de lo que indica la regulación urbana existente. A partir de este problema imprevisto vimos la necesidad de actualizarnos sobre los temas de ordenamiento urbano de 2004 y la planeación urbana actual en esta parte de nuestro municipio. Esto a su vez nos hizo retomar el proceso de demarcación de la zona federal del río que solicitaremos a Conagua pues desde 2014 contamos con el estudio hidrológico necesario.

 

ImprimirCorreo electrónico